Coca-Cola Company, la refresquera más grande del mundo, busca que la proveeduría de sus insumos en México sean 100% nacional para 2025, con el fin de reducir las importaciones de alimentos como la manzana, el durazno y la soya.

“Estos proyectos son de mediano plazo, pueden tardar entre cuatro o cinco años, pero en el corto plazo, con la marca Ades, en donde utilizamos la soya, vamos a generar unas 9,000 toneladas que vamos a producir aquí en la planicie Huasteca en San Luis Potosí, en Tamaulipas, en la península de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y probablemente en Chiapas. Esperamos que para 2021 ya podamos sustituir un 40% de las importaciones de este cultivo”, comenta César Espinosa, gerente de desarrollo agroalimentario de Coca-Cola México.

En años anteriores, la compañía solía utilizar la caña de azúcar como único insumo para la producción de sus refrescos, y se abastecía de los 12 ingenios que la producen en el país. Sin embargo, ahora el 45% del portafolio de la empresa se compone de productos de nutrición, como Jugos del Valle, la leche Santa Clara y la bebida de soya Ades. Por ello, tiene que importar cerca del 30% de sus insumos para su producción.

Lee: AMLO promete reducir las importaciones de alimentos

“Si nos vamos a la parte de frutas, las que más importamos son la manzana y el durazno. De un 40% a un 60% de las manzanas que utilizamos son importadas, mientras que el 100% de los duraznos también los importamos, y es donde nos estamos enfocando”, añade Espinosa. En la proveeduría del mango, la piña y la naranja, la compañía ya logra que el 100% de su producción sea nacional.

Por otro lado, en la leche, la empresa busca triplicar su proveeduría nacional en los próximos seis años para todos sus productos de Santa Clara.

Publicidad

“En general, estamos aproximadamente en un 70% de ingredientes mexicanos, pero queremos llegar más allá. Si cerramos esta oportunidad que tenemos del campo mexicano, estimamos generar unos 30,000 empleos y andar comprando año con año entre 25,000 y 28,000 millones de pesos”, concluye Espinosa.

Un portafolio nutrido

La compañía también presentó dos nuevos productos a su portafolio de nutrición: el té orgánico Honest Tea, importado de Estados Unidos; e Isolite, una bebida adicionada con electrolitros, realizada en el Centro de Innovación y Desarrollo de Coca-Cola (CDICC), que inauguró en septiembre de 2016 en Azcapotzalco, en la Ciudad de México.

Isolite se desarrolló hace un año y medio en el CDICC, donde trabajan 80 científicos e ingenieros, y es parte de la estrategia de la compañía para crecer su portafolio de nutrición de un 45% a un 50% del total.

“Los científicos e ingenieros vienen de una reunión global, porque se están nutriendo de todas las tendencias de consumo a nivel internacional, y ellos nos van a dar un mapa de innovación de los próximos 10 años, pero todo depende mucho también de los insumos del campo mexicano. Crecer nuestro consumo interno va a ser fundamental para las innovaciones que estamos teniendo”, comenta Pamela Argaez, gerente senior de Comunicación Corporativa de Coca-Cola México.

https://expansion.mx/empresas/2019/03/13/coca-cola-busca-que-todos-sus-productos-sean-made-in-mexico