(CNN) — China ha sido durante mucho tiempo la potencia manufacturera del mundo. Cuenta con los proveedores, las líneas de montaje, los trabajadores, la experiencia. Las empresas, particularmente los gigantes tecnológicos como Google, dependen de China para ensamblar sus productos.

MIRA: Aranceles de EE. UU. a México: ¿cómo se vinculan con la guerra comercial con China?

Ahora, un año después de una guerra comercial provocada por una postura nueva y dura por parte de Estados Unidos, incluidos los costosos aranceles, algunas compañías están empezando a buscar en otra parte.

Nintendo y Google están buscando ubicaciones alternativas para hacer algunos de sus productos. Google, que ya tiene una presencia significativa en Taiwán, ahora planea cambiar parte de la fabricación de sus termostatos Nest y su hardware de servidor fuera de China para evitar los aranceles, según un informe de Bloomberg, que cita a personas familiarizadas con el tema. Y el diario Wall Street Journal informó que Nintendo está moviendo parte de la producción de sus consolas de videojuegos Switch de China al sudeste asiático, citando a personas que trabajan en la cadena de suministro de la compañía.

Esto ocurre después de que un ejecutivo senior de Foxconn, el fabricante por contrato taiwanés que fabrica la mayoría de los teléfonos inteligentes de Apple en China, le dijo a Bloomberg que la compañía tiene capacidad suficiente para hacer todos los iPhones con destino a Estados Unidos fuera de China. Apple no ha dicho que está buscando cambiar de lugar su operación.

LEE: El impacto de la guerra comercial en Paraguay

Las consolas de videojuegos son típicamente un negocio de bajo margen, lo que significa que los aranceles en las consolas podrían ser un problema real para la capacidad de Nintendo de obtener ganancias. Y Nintendo ha contado con la consola Switch para impulsar grandes ventas.

Un portavoz de Nintendo no confirmó ni negó que la fabricación podría salir de China.

“La mayoría de los componentes que componen la consola Nintendo Switch se fabrican en China”, dijo el portavoz. “Para ayudar a mantener los costos bajos para los consumidores, ayuda logísticamente el ensamblar los productos cerca de donde se fabrican esas piezas”.

Sin embargo, la compañía japonesa dijo que está siguiendo de cerca la situación de los aranceles que está “siempre explorando opciones” para el lugar donde se producen sus productos.

MIRA: China vs. EE.UU.: ¿la guerra comercial se está saliendo de control?

Google no respondió a una solicitud de comentarios.

La guerra comercial impulsa movimientos de fabricación

Más allá de Nintendo y Google, las compañías han estado reconsiderando sus cadenas de suministro desde que la Casa Blanca inició una guerra comercial con China el año pasado. El mes pasado, Estados Unidos elevó los aranceles de importación a 25%, de 10% a 200.000 millones de dólares en productos chinos, incluidos equipos electrónicos y productos informáticos como productos y textiles.

Las empresas que confían en China para la producción de bienes que se enviarán a Estados Unidos también están preocupadas por otras posibles medidas de represalia en China, como el aumento de las regulaciones o los retrasos aduaneros. China ha incrementado la presión sobre las compañías estadounidenses a medida que aumentan las tensiones comerciales.

LEE: Las tierras raras podrían ser el próximo frente en la guerra comercial entre Estados Unidos y China: ¿qué son?

Después de que Estados Unidos golpeó a Huawei con una prohibición de exportación el 15 de mayo, e impidió efectivamente que las compañías estadounidenses hicieran negocios con el fabricante chino de teléfonos inteligentes, China respondió creando una lista negra de empresas extranjeras. A principios de este mes, China multó a la principal empresa de Ford en el país por violaciones antimonopolio, lo que alimentó los temores sobre las acciones punitivas de los dos países.

Esta incertidumbre puede ser una razón aún más convincente para mover la manufactura que las tarifas, dijo Joseph Foudy, profesor de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York.

“Si supiéramos que China enfrentaba un arancel de entre 15% y 20%, algunas empresas podrían simplemente atribuirlo a un gasto comercial y quedarse”, dijo Foudy. “Es la incertidumbre lo que te impulsa a mirar al extranjero porque no puedes ponerle precio a eso”.

MIRA: El arma secreta de China en la guerra comercial con EE.UU.

Para las empresas de tecnología en particular, las preocupaciones sobre la propiedad intelectual y la seguridad también han sido puntos de discordia para la relación entre Estados Unidos y China y pueden presionarlos para que diversifiquen sus redes de abastecimiento y fabricación.

Diversificación de la producción

Gran parte del trabajo de producción que se muda fuera de China se ha trasladado a países del sudeste asiático, no a Estados Unidos. El sector manufacturero en la región este mes experimentó su mayor tasa de crecimiento en nueve meses, según el índice de fabricantes de compras más reciente de Nikkei-Markit, gracias en gran parte a los nuevos pedidos.

El aumento de los salarios en China le ha dado a las compañías otra razón más para considerar el traslado de la producción a países del sudeste asiático como Vietnam y Tailandia, donde la mano de obra es más barata. La creciente automatización de la fabricación de tecnología lo hace más fácil, porque las empresas ya no tienen que depender tanto de trabajadores altamente calificados para producir sus productos.

LEE: Este es el peor escenario de la guerra comercial entre Estados Unidos y China

Gran parte de la producción de las placas madre de Google con destino a Estados Unidos ya se ha trasladado a Taiwán, según el informe de Bloomberg. Durante el año pasado, Google también ha invertido en su centro de ingeniería e innovación de Taiwán, con planes para expandir su campus y duplicar el tamaño de su equipo en la ciudad de Nueva Taipei, además de brindar capacitación en inteligencia digital y marketing digital a estudiantes locales.

A pesar de estos cambios, China, el mayor fabricante del mundo, sigue siendo un centro de producción de vital importancia. No solo las fábricas y los proveedores se centran allí, sino que la infraestructura (carreteras, puertos, aeropuertos y redes eléctricas) sigue siendo mejor que en muchos de los países donde la producción ha comenzado a moverse.

Aunque las compañías pueden mudar gradualmente algo de la operación de manufactura o expandir sus redes de producción más allá de China, Foudy dijo que no espera que el dominio del país como centro de manufactura experimente cambios importantes.

MIRA: Los precios de Walmart subirán por la guerra comercial entre EE.UU. y China

“China sigue siendo el ‘paquete total’ de fabricación”, dijo Foudy. “La eficiencia de la fabricación se basa en la cantidad de proveedores que se encuentran cerca, la calidad de las carreteras, los puertos y la infraestructura, la calidad y la consistencia de la electricidad y el conjunto de talentos a los que hay que recurrir. En todos esos indicadores, China sigue siendo número uno”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, tienen previsto reunirse en la cumbre del Grupo de los 20 a fines de este mes. Trump ha amenazado con poner aranceles en otros 300.000 millones de dólares en exportaciones chinas si el líder de China no asiste a la reunión. Si las negociaciones no terminan bien, las empresas podrían considerar más seriamente mover la producción fuera de China.

https://cnnespanol.cnn.com/2019/06/14/por-que-nintendo-google-y-otros-querrian-mudar-su-operacion-de-manufactura-fuera-de-china/